Kai creció entre Alemania y Francia. Luego de sus estudios universitarios y de asistir a importantes Fotógrafos vivió un gran tiempo en Paris. Después de su regreso a Alemania y luego de innumerables trabajos a nivel internacional – en su mayoría en New York – inauguró en Munich su propio estudio fotográfico,  situado en las instalaciones de una antigua Fábrica, para así tener mayor presencia en el mercado Europeo.

Sus trabajos para los diversos clientes son realizados en los más bellos rincones del mundo, expresando una visión estética única. Kai trabaja mayormente en las áreas de la moda y el retrato, pero también puede ser contratado para publicidad y campañas de productos de todo tipo.

Entre sus clientes se encuentran fabricantes de renombre internacional. Su multilingüismo y su talento para tratar con personas de otras culturas continúan produciendo resultados que no solo satisfacen las exigencias de sus clientes sino que también proporcionan un valor de imagen (o valor fotográfico) consistente.

La sorprendente versatilidad de su talento artístico se materializa en impresiones enmarcadas de gran formato, las cuales encuentran su camino hacia los amantes del arte y coleccionistas en las diferentes exposiciones.